30. nov., 2017

El camello

Hoy hablaremos de ustrasana(ustra significa camello en sánscrito) la postura del camello,  que ya se practicaba hace miles de años por sus saludables beneficios. Es una postura que realizamos con las piernas apoyadas en el suelo, desde las rodillas hasta los pies. Con los cuádriceps activos y la pelvis en retroversión, nos aseguramos un buen enraizamiento con la tierrra, dándonos  en la postura la  firmeza y seguridad que necesitamos, para poder hacer una extensión completa de la espalda. Nuestro pecho se abre, nuestra cabeza se libera desde el cuello, dejándola caer hacia atrás en un acto de entraga absoluta hacia la vida. Nuestros brazos unen el tronco con las piernas y nuestras manos cojen los pies formando un círculo con nuestro cuerpo, facilitando la circulación pránica.

Físicamente es una asana en la que reforzamos cuádriceps, toda la musculatura de la espalda, aportando también flexibilidad a la columa, brazos y abdominales. Nos proporciona una apertura total en el torax, fomentando la respiración pectoral y clavicular. Aumenta el calor corporal, elimina la fatiga, fortifica los nervios de la columna, refuerza el corazón, los pulmones, los riñones y glándulas tiroides.

Emocionalmente, al igual que todas las asanas de extensión de la columna, son "posturas antidepresión" refuerzan nuestro estado de ánimo y nos inducen una actitud de optimismo y apertura hacia la vida.